domingo, 7 de octubre de 2012

Domingo ... y llueve...

 
HOY...
Cuando se encierra a una persona en el corazón
es que uno se abre a ella...
Tiene gran corazón la persona que es abierta y expansiva,
todo lo contrario de la persona de corazón mezquino,
que no conoce sentimientos cordiales,
que tiene el corazón duro...
y tarde o temprano ¡puede quebrarse!.
Ése nunca dejaría que nadie le robara el corazón
y por eso en nada pone el corazón.
El blando de corazón, se arriesga a amar infinitamente.
Les doy besos en las mejillas Marga ... infinitamente con amor.
 
 
Cuando las lluvias frías persistían y mataban la primavera,
era como si una persona joven muriera sin razón.
Ernest Hemingway
 

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con todo lo que escribes.
    No dejarían que nadie les rompieran el corazón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cuánto para aprender de tu reflexión. Gracias.

    ResponderEliminar