miércoles, 14 de mayo de 2014

El cielo nunca ha sido el límite...

 
 
El amor por la naturaleza hace  amar y apreciar el mundo natural,
 y a actuar en correspondencia con estos sentimientos... 
 
Hay que cuidar al mundo... sosteniendo valores, es nuestro deber.
 
Lo más grande y lo más pequeño son el reflejo del amor, primer valor del ser humano.
 
Para descubrir los límites de lo posible es ir un poco más allá ...,
hacia lo imposible.
 
Besos en las mejillas Marga.
Justifica tus limitaciones y te quedaras con ellas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario