lunes, 2 de junio de 2014

¡¡Feliz mes de Junio !!

 
Apretá un botón y la emoción empieza a fluir en tu interior.
Y ese botón produce reacciones, como el sudor en la frente,
el rápido latido del corazón, la transpiración por las manos
 y exteriormente con los gestos, la dilatación de los párpados,
el arrugar de la nariz…
Te das cuenta que una persona está preocupada cuando
tiene la frente arrugada y las cejas más pegadas,
 también en los micro-gestos,
que son realmente fugaces y duran un segundo.
Con todo eso pareciese que no podríamos tener
 control sobre las emociones, pero no es así.
Todo se puede lograr en esta vida, si el hombre ha llegado a la luna
¿Cómo no podemos controlar algo que está en nuestro propio cuerpo?
no es nada fácil, requiere práctica,... educación ... 
pero repito... es posible lograrlo.
Hay personas que, gracias al control total de sus emociones,
mienten casi a la perfección, tanto, que engañan hasta un país entero ...
 
 
Expresar nuestros sentimientos y pensamientos,
ya sean negativos o positivos,
es esencial para tener una buena calidad de vida y mantener el equilibrio.
La vida no es aceptable a no ser que el cuerpo y el espíritu vivan en buena armonía.
Aprender a vivir en equilibrio no significa aprender a caminar sobre una cuerda floja,
sino aprender a no perturbar ese equilibrio, aprender a no interferir.

Besos y abrazo apretado Marga.

 


Siempre hay algo ridículo en las emociones de la gente que uno ha dejado de amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario