martes, 17 de noviembre de 2015

No des tantas vueltas...

 
Debemos practicar el saludable ejercicio,
de no dar tantas vueltas en un mismo pensamiento...
El primer paso es reconocer esa carga existencial,
esa molestia cotidiana, ese suspiro que no tiene consuelo
Aceptar la responsabilidad, y después, trabajá con tu SER, para liberar cargas.
 Es el mejor modo de avanzar con más fortaleza... y cre-SER.
 A veces nos responsabilizamos de cargas o culpas ajenas.
Y la vida marca sus circunstancias, como  debemos afrontarlas con entereza.
Quien sufre remordimientos es que carga demasiadas culpas,
 demasiados pesos... dar vueltas en un mismo pensamientos es eso... 
 ¡ mucho peso!.
 
Hay que  afrontarlos, solucionarlos, perdonar y autoperdonar… 

Todo  nos permitirá avanzar de un modo más liviano.
 Vivir una vida humilde, libre  del rencor o  resentimiento.
Avanzar tranquilos y en calma …

¡ Educarnos !
 
 
 
 
¿Hay un precepto que peda guiar la acción de toda vida...?
¡ Amar ! - Confucio.
 

1 comentario:

  1. Cuánto cuesta a veces quitar ese pensamiento tormentoso de nuestra cabeza, en cambio, curiosamente, cuando lo aceptamos se esfuma. Besitos

    ResponderEliminar