miércoles, 28 de junio de 2017

 
Un@ no se enoja consigo mism@ de un modo total si no con alguna parte de un@.
Lo primero es descubrir con que parte estoy enojad@. 
 Imaginar que esa parte está enfrente y mostrarle el enojo tal como lo siento.
En el universo interior el enojo puede ser destructivo o dispuesto a quedar aclarado.
Por eso a veces es muy bueno alejarse o evitar a personas 
 negativas que complican con su actitud terca, todo lo que se presenta...
 Eso no es cobardía es un acto de sabiduría.
 Ese aprendizaje es el mejor punto de partida para aplicarlo en el trato con tod@s,
 y así relacionarnos de un modo que ayude genuinamente a educar nuestro SER.
Besos en las mejillas Marga

 


 Y de esta manera tan sencilla por haberlas pasado... hoy me siento más sabia.
Ese yo que se perdió en algún rincón de mi propia oscuridad,
tal vez en la infancia, y que sólo rescato en mi interior, nunca con los demás.
Cuando menos lo esperas, la tristeza y la ira dan paso a una energía renovada - reciclada.
No es fácil aclarar  ideas y darte cuenta de que si las pasaste inevitablemente sos otra persona.
 A veces algún@s, para protegerse,
entran en un estado de frialdad para no dejar pasar las emociones y poder hacerlo más fácil.  
 
Mucha gente tiene miedo al cambio porque piensa que lo que viene puede ser peor,
yo estoy convencida que toda situación horrorosa te vuelve más sabia,
 dando paso a lo que viene que puede ser mejor.
Besos en las mejillas, Marga.
 


 


"¿Qué es adentro, qué es afuera?
Es lo mismo. Dentro mío está el Cosmos y yo estoy
dentro de Él."
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario