jueves, 28 de febrero de 2013

Pohibir algo es... despertar el deseo.

 
HOY...

Cuando los deseos se prohíben, crecen más fuertes.

Los deseos se asocian con ideas y sentimientos.
Cuando algo que nos seduce y se le imponen condiciones,

se interpreta como un límite a la propia libertad.

“Prohibir algo es despertar el deseo.”

Una de las cosas más difíciles es enfrentar la propia oscuridad, miseria, dolor y sufrimiento... que está debajo y oculto a otros sentimientos como la rabia, miedos, impotencia, resistencia, inseguridad, rebeldía o depresión.
El que se sabe amado y apoyado,
pero no se siente aceptado tal como es, vive
agobiado por un sentimiento de soledad,
desdicha e insignificancia que le impide
encontrar razones para vivir...
 
Besos con amor Marga.
 
 
“Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños”.
Pablo Neruda

No hay comentarios:

Publicar un comentario