jueves, 20 de febrero de 2014

HOY... Tiempo... T-i-e-m-p-o.

Todavía busco el momento para mirarme dentro y enfrentarme a la palabra ...¡¡volar!
Pensaba que no necesitaba alas ...
Pensaba  que sin alas podría elevarme.
Tiempo... T-i-e-m-p-o.
Tiempo ... que no se escape el tiempo.
Las risas son primas de la música, sonidos que tiran de las riendas del teclado.
El amor como camino,como escalera al umbral más alto.
Pero no, hacen falta alas para volar.
Con esta idea me he despertado esta mañana.  
 Así que continúo, aunque no sé muy bien cómo, ni por dónde.
Más bien se trata de un deseo más profundo.
 Escuchar cualquier informativo, incluso aquellos que se hacen con humor, me cansa, ....
 No hay por dónde mirar.
 Da lo mismo que se hable de educación,  o de derechos humanos, o de medio ambiente, o de democracia, o de mujeres, o de menores, o de vivienda, o de trabajo, o de presente, o de futuro, o de investigación, o de cultura, o de industria, o de pequeño comercio, o de K o de opositores...
o de Venezuela ...
¡¡¿qué está haciendo Maduro con Venezuela? !!
Da lo mismo de qué se hable, que todo está peor que ayer, y mañana….
Esto es como “un shock”,  que dice que hay que empeorar todo  para que nos dejen sin capacidad de reacción.
Y ... parece que los  políticos nos están venciendo...
Por eso he despertado queriendo volar ... sabiendo que no tengo alas.
  Ganas de escapar... "paren el mundo me quiero bajar"...
¡¡ Pero... no tengo alas...!!
Y el problema es que la solución no está fácil... el ser humano, y la historia lo demuestra repite situaciones del pasado y ...¡¡NO aprende!!
Puede que no tenga alas para volar y escapar.
 HOY... Usaré las piernas y andaré...
Y seré la  más feliz del mundo si veo gente que necesite alas como YO.
 Besos en cada mejilla con amor Marga.
 
 

 
Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos.
Martin Luther King
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada