miércoles, 19 de marzo de 2014

Educar ... Los pequeños gestos cuentan.

 
La basura es eso que sacamos diariamente en bolsas plásticas,
 negras en lo posible para no ver lo que hay dentro.
La basura es lo que generamos con nuestro consumo cotidiano.
 Son los papeles utilizados, las bolsas utilizadas,
 los envases vacíos y sucios, los plásticos, etc.
Es también los desechos orgánicos, cáscaras, restos de verdura, etc.
Todo esto queda guardado en una bolsa y tirado como si  mágicamente fuera a desaparecer.
Pero no desaparece.
 ¿Alguna vez te has preguntado a dónde va esta basura?
A basurales, grandes que generan contaminación a la tierra, grandes enfermedades, incendios, muertes.
Y esto lo generamos entre todos, aunque no queramos verlo, ahí también estamos nosotros, porque es lo que producimos.
Podría decirse que la basura es también nuestra sombra.
Hoy en día el tema basurales es un tema preocupante, ya que se está llegando al límite de producción de basura, y al límite de contaminación de suelo y agua derivada de esto.
Muchos países y comunas ya están trabajando en campañas de separación de basura. Otros países aun no comienzan esta labor... otros hace tiempo que la han comenzado.
 Estemos en el lugar que estemos, podemos hacer nuestra propia tarea, y con ello ser ejemplos de un cambio de conciencia.
La propuesta es generar menos basura.
Ser más conciente de lo que se consume.
 Separar la basura y reciclarla.
Reciclar no debe ser  una obligación para los ciudadanos.
¡¡ Sino un deber y un placer !!.
 Estamos convirtiendo el planeta en un enorme cubo de basura.
Al reciclar estamos ahorrando materias primas y energía en su elaboración.
 Por ejemplo con el reciclado  botellas de vidrio, NO compres gaseosas en envase de plástico.
 El reciclaje no sólo beneficia al medio ambiente sino que también es una buena opción para la economía de un país.
Los hogares es donde más residuos de envases se generan.
Si colaboramos separándolos correctamente en casa, haremos posible que los envases se puedan reciclar y así contribuir a darles una segunda vida evitando que terminen en un basural.
Reciclar no es una moda.
 Es una realidad que está aquí y ha venido para quedarse.
Los pequeños gestos cuentan.
La suma de voluntades es la única manera de cambiar el destino de nuestro planeta.

Cariños los de siempre Marga.



Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha.
Victor Hugo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada