viernes, 18 de abril de 2014

A veces ... sólo necesito ¡Huir !

 
No importa lo lent@ vayas, mientras no te detengas.
Lo único que puede hacerte fracasar es rendirte,
por ejemplo, si no tenemos tiempo para meditar todos los días,
 podemos cambiar la frecuencia a día de por medio,
 una vez a la semana, una vez al mes...,
hasta poder volver a meditar más seguido.
Avanzar aunque sea de forma lenta,
es siempre mejor que detenerse completamente.
 
Si todo ocurriera como me gusta o como lo hubiera
 planeado nunca... 
¡¡ Pensar en huir sería un pensamiento mío !!.
Mi vida sería una repetición infinita de buenos resultados...
A veces para evitar enfrentarnos a la realidad que vivimos... huímos... 
en lugar de buscar una solución en nosotr@s,
y nos enfocamos en la culpa del otr@ por las cosas malas que nos suceden
y queremos huir y continuar huyendo sin ver...
Evitar buscar las respuestas es un desafíos... es educar a nuestro SER.
Aprender a dejar de huir de un@ mism@ puede hacer una gran diferencia entre una vida de escapadas...  o una vida plena con autocontrol.
Besos en cada mejilla Marga.
 
 
Si yo tuviera un corazón,
escribiría mi odio sobre el hielo,
y esperaría a que saliera el sol.
Gabriel García Márquez
 
 
 
 

 

1 comentario:

  1. Hola! Antes que nada, darte las gracias por quedarte en mi rinconcito particular. Yo encantada me quedo también por tu fabuloso blog, Me ha gustado muchísimo y, ya lo he puesto entre mis listado de blogs favoritos.
    Qué entrada más buena y cierta. Solamente el haberlo intentado, ya no hemos fracasado. Y respecto a la culpa, somos responsables de lo que nos pasa, no vale de nada buscar culpables. Besitos

    ResponderEliminar