lunes, 4 de julio de 2016

¡¡ feliz semana y feliz Lunes !!

 
El humor es un acto de elegancia...,
si falta esa posibilidad de reírse de quienes nos sensuran, manipulan, ...
 empieza la imposibilidad de vivir.
  La risa y la sonrisa contagian porque son transmisibles.
La amargura, la depresión, el lamento, no producen buenos resultados debilitan.
En cambio el humor reordena las emociones y desdramatiza.
Riamos y sonriamos:
estaremos mejor entrenados para combatir las hipocresías.
No hay que reírse de todo ... todo y todo... hay momentos en que es necesario un poco de seriedad.
 La risa enseña a ver lo positivo y se consiguen mejores resultados para todo y con todos y todas.
HOY... 
quiero una mirada profunda acompañada de una caricia.
No quiero más compañías pasajeras,
¡ quiero presencias !.
Quiero, lo más sencillo de dar:
afecto, dulzura, presencia y Amor.
HOY... confío en que la vida conspira a mi favor...
Besos en las mejillas Marga.
 
 
Reírse de todo o llorar por nada: los extremos están mal.
 Si algo es doloroso hay que llorar si es alegre reír los extremos son actos de inmadurez.
Reírse de todo es propio de tontos pero no reírse de nada es propio de estúpidos.
 Erasmo de Roterdam.

No hay comentarios:

Publicar un comentario