viernes, 11 de agosto de 2017

HOY... doy lo mejor...

 
Cosecharemos, inevitablemente, lo que hayamos sembrado, sin duda.
 Si sufrimos es que estamos cosechando los frutos amargos de los errores que sembramos.
¡Poné tu atención en el momento presente!
 Sembra sólo semillas de optimismo y amor,
 y mañana los frutos maduros de la armonía y la plenitud, son la cosecha.
Cada uno recoge, ni más ni menos, lo que sembró.
Besos en cada mejilla, Marga.
 
 
 
Cuando las cosas anheladas ya no se desean, llegan.
Cuando las cosas temidas ya no se temen, se alejan.
Lao Tse
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario