sábado, 1 de noviembre de 2014

El regreso y ... ¡ Feliz Noviembre!

Hemos regresado de otro de los más lindos viajes de mi vida... para escribir algunas palabras con el corazón...
Tengo que meditar cada palabra que escribo ya que la mente y los sentimientos a veces no son claros... Abro mi corazón a través de mis escritos como lo hago cada día...
 Hay cosas que me gustan guardarlas para mí, porque no las tengo acomodadas o no tienen importancia.
 Dos razones opuestas pero válidas, que logran rescatar del embrollo de emociones que aparecen,
en un viaje de vacaciones con amigos desde buenos aires, hacia Chile en automóvil ....
El amor en tiempos de viaje es breve y en unos segundos, sentís que ha pasado una vida...
Viajando con amigos nos permitimos mostrarnos sin tabúes y se ve al otro con menos pre-conceptos... y sentís que el pecho te explota de alegría y las comisuras de la boca se van a resquebrajar de tanto reír.
 Tu ser entero se encuentra en constante explosión aceptando cada gesto y agradeciendo todo...
 Todo es felicidad y no te atreves a pensar en los problemas, ya habrá tiempo para solucionarlos...
 Te queda el alma inflada de amor y recuerdos.
 
En el camino pasamos por varios pueblos y pueblitos desde Valparaíso hasta  Viña del Mar visitando una de las casas de Neruda en Isla Negra,
que no es una isla, sino que es un pequeño pueblito ubicado en la costa de Chile.
 
El profundo mar azul y las rocas negras rodeadas de blanca espuma, nos dejaron sin palabras...
 Ver este hermoso paisaje ya justificaba el viaje. 
No pudimos Ingresar a la casa del poeta porque no teníamos reserva,
 pero la observamos toda desde sus ventanales por fuera. 
La poesía y la naturaleza se entre mezclan de manera perfecta...y pensé...
¡¡ quién no escribe en un lugar así... similar al paraíso...!! 
 Suficientes razones para que Neruda decidiera ser enterrado en ese lugar,
 junto a su amada esposa Matilde.
En esta casa se encuentra la mayor colección de objetos de Neruda. 
Una terraza semi inclinada simulando la proa de un barco desde donde se ve la cordillera ...,  la casa con artesanías de diferentes partes del mundo, dan el perfil de un hombre polifacético, o apasionado por la vida, por su colección de objetos de arte.

El viaje fue llegando a su fin y es difícil partir de un lugar tan bonito....
Chile es ¡ bellísimo !! el mar ... azul como el cielo ... ¡maravilloso !.
 
 Nos fuimos alejando sin perder vista ese mar y esas piedras negras...
caminábamos como si no quisiéramos perder esos instantes vividos.
 
Volvimos cruzando otra vez la cordillera de los Andes imponente, majestuosa...
donde sentís SER  un humilde habitante en medio de las nubes. 
Mendoza es Maravillosa, sus callecitas limpias con frondosos árboles, con sus acequias, el sol cálido y los Valles con viñedos de exquisitos vinos  para compartir con el mundo, junto a sus árboles de olivos, que su gente consume y envasa para el deleite de todos..., ricas aceitunas y aceites vírgenes.
Volvimos ... ¡¡ bastante cansados...!! ... yo, muy resfriada... pero felices.
 
Los amores en tiempos de viajes pueden ser increíbles y nunca pasan indiferentes.
Sobre todo por las formas extrañas que tiene el destino para llevar a cabo la unión... de una amistad de tantos años...
El amor en tiempos de viaje goza de una libertad digna de ser vivida.
No hace falta irse al fin del mundo, sólo hay que animarse a vivir el presente, a viajarlo. 
Hemos regresado... aterrizando con pena ... ante las inundaciones... en nuestra provincia ...  pero... 
El sol saldrá ... llenando el mundo de colores nuevamente. 
¡¡ Lo aseguro !!.
Gracias por estar ... besos en las mejillas con el amor de siempre y más grande Marga.
 
 
 
"Un viento violento no dura más que la mañana;
 una ráfaga de lluvia no dura más que el día.
 Tal es el curso de la Naturaleza.
 Y si la Naturaleza misma no puede sostener sus esfuerzos por mucho tiempo, cuanto menos podemos nosotros!"
 Enseñanza Zen

No hay comentarios:

Publicar un comentario