martes, 25 de enero de 2011

Vengo...

Vengo a contarle al mar

mi sueño postergado…

Sentada en sus orillas me busco

mirando disiparse mis días…

y en ese recuento discreto

se me calla hasta el aliento.

Una brisa sigilosa

dobla mi gesto hacia el cielo,

con reverente silencio me entrego

a un solitario dialogar,

sin reproches, sin rencores, sin dolor…

Lleno mis pulmones con el aire azul

con olor a viento, a algas, a nubes marinas,

y pido a la luna… su cansada luz.

Se yergue mi canto

hasta alcanzar la cresta

mientras murmuro a la noche

un débil gemido, un suspiro apenas:

“todavía brilla tu luz, esperanza…”

La bella canción exacta

se adueña de mi alma

y me encuentra parada

mirando el infinito…

Dos velas lejanas

flotan en las aguas verdes,

entonando la canción de Libertad!

Estrellas y luceros me cubren,

milenarios astros me sonríen.

Pasa la noche dejando mi alma

impregnada con el eco…

“todavía brilla tu luz, esperan

d/A
realizado por Edith Elena

No hay comentarios:

Publicar un comentario