jueves, 14 de julio de 2011

HOY...

No hay instrumento para medir la felicidad. Pero, sabemos cuando estamos felices. Hay un brillo en los ojos, una sonrisa en la boca.
El cuerpo muestra que el espíritu obtuvo victoria en la conquista de la negatividad.
La felicidad más elevada, sin embargo, es cuando permitimos que la felicidad surja desde adentro.
Es una cualidad original del ser humano y, en tal caso, diremos que SOMOS felices. Siempre.
 
Grace Fdez
 
"La risa es un tranquilizante, sin efectos secundarios." Einstein

1 comentario:

  1. Vamos a tener que hacer caso a Einstein y reír más, si es que nos dejan.
    Pues sí la felicidad se nota, se percibe en el brillo de los ojos....

    Un beso grande

    ResponderEliminar