miércoles, 7 de septiembre de 2011

Lo/as obsecuentes o faldero/as ...


Fácilmente reconocibles por, SER puro ego.
Festejan nuestras cosas,
besarán el suelo que pisemos
 e incluso nos agasajarán
con regalos e invitaciones.
No se dejen engañar...
Son una variedad de gente tóxica,
como dice el escritor,
que por cierto no ha descubierto nada nuevo.
Esta clase de gente espera que te  sientas obligado/a, hacia ellos constantemente, no saben dar, pues siempre esperan algo a cambio.
Necesitan hacerte sentir que
 por esto y por aquello que estás en deuda.
Una deuda que, no se saldará nunca porque se retroalimenta la situación...
Mejor ... alejarse de ellos.
Besos en cada mejilla Marga con amor.
 
 
 
 
Hace falta una lenta gradación y jerarquía;
únicamente los muy afines se comprenden y pueden obedecerse.
Friedrich Nietzsche
 
 


1 comentario:

  1. Me encantó tu escrito, ¡profunda reflexión!
    Feliz día

    PD Mil gracias por seguir mis blogs

    ResponderEliminar